El Metrocable Picacho comienza su recta final con la marcha blanca de sus primeros usuarios. 2021/04/26.

– La Alcaldía y el Metro de Medellín iniciaron la marcha blanca de la nueva Línea P. Se trata de pruebas con usuarios del sistema.

– El Metrocable Picacho es el primer sistema de cable local que incorpora la tecnología de direct drive para reducir el ruido del sistema.

– Serán más de 420.000 las personas beneficiadas, gracias a la inversión hecha por la Administración Municipal que asciende a los $364.955 millones.

La Línea P del Metro ya es una realidad. Este 26 de abril comenzó la denominada marcha blanca que es la última fase de pruebas antes de la entrada en operación comercial del sistema. Se trata de un proceso en el que los usuarios utilizan el metrocable de manera gratuita para conocer las bondades del proyecto y familiarizarse con él.

“Esta obra va a beneficiar a 420.000 personas en la comunas 5 y 6, se han invertido cerca de $360.000 millones de pesos en los últimos cinco años y, además de toda la infraestructura de movilidad que significa el Metrocable Picacho, hay toda una inversión en la zona que incluye no solo las obras del mismo Metro, que van muy avanzadas, sino también unos Proyectos Urbanos Integrales (PUI) de la Secretaría de infraestructura que se están ejecutando al mismo tiempo”, dijo el alcalde Daniel Quintero Calle.

El Metrocable Picacho será el de mayor capacidad y velocidad del país, reducirá la emisión de 979 toneladas de CO2 por año, sumará 30.000 metros cuadrados de nuevo espacio público en la zona noroccidental y podrá movilizar hasta 4.000 pasajeros hora/sentido.

Esta línea del metrocable actualmente emplea 1.009 personas, 898 son hombres y 111 mujeres. Además, es el primer sistema de cable en la ciudad que incorpora la tecnología de direct drive que reducirá el ruido del sistema y con ello requerirá menos mantenimientos.

Durante el evento que da inicio a la marcha blanca, el mandatario local agradeció el apoyo de la comunidad durante el desarrollo del proyecto y realizó un minuto de silencio en honor a todas las personas que han muerto durante la pandemia, especialmente por uno de los habitantes de la zona que siguió el avance de la obra hasta que hace una semana perdió la batalla contra el virus.

“La propuesta del barrio es apuntar al ecobarrio, porque estamos muy unidos a la propuesta del señor Alcalde que tiene que ver con la ecociudad, creemos que Medellín lo necesita. Queremos que sea el inicio del proyecto y que la ciudad sea como un jardín botánico con el cultivo de aromáticas, flores, café, y empezar a educar a la comunidad”, indicó la presidenta de la Junta de Acción Comunal (JAC) del barrio Girardot, Beatriz Salgado.

Estas pruebas con usuarios, que se extenderán hasta finales de mayo, se dividirán en cuatro fases para cumplir con un cronograma que permita abarcar a los públicos de interés en las comunas 5-Castilla y 6-Doce de Octubre. La marcha blanca estará dividida así:

Semana 1: ingreso por la estación SENA.
Semana 2: ingreso por la estación Doce de Octubre.
Semana 3: ingreso por estación El Progreso.
Semana 4: ingreso por Acevedo.

Los invitados harán un carrusel, es decir, darán la vuelta por las cuatro estaciones sin bajarse en ellas y descenderán cuando lleguen nuevamente a la estación de ingreso. Este recorrido completo tiene una duración de 22 minutos aproximadamente. “Estamos haciendo un plan de movilidad caminera, vamos a integrar los andenes y las vías peatonales para que la caminata también sea uno de los modos sostenibles que permitan llegar a las estaciones”, explicó la secretaria de Infraestructura Física, Natalia Urrego Arias.

Entre los invitados a la marcha blanca se encuentran los líderes comunitarios de Castilla y Doce de Octubre (JAL, JAC, CCCP, Mesas, párrocos, clubes de vida), comunidad académica del sector, integrantes de corporaciones culturales y vecinos de las estaciones, entre otros, que manifestaron su intención de convertir los barrios en “ecobarrios” que rodeen la cultura metro de la ciudad.

Este proceso se lleva a cabo con todos los protocolos de bioseguridad como parte del relacionamiento positivo de la Alcaldía y del Metro con sus grupos de interés. “Recibimos la certificación de seguridad sobre las pruebas con carga sobre el sistema, por un organismo independiente, que nos da la tranquilidad de ejecutar el plan de tener una estación con invitados especiales de la comunidad”, manifestó el gerente del Metro de Medellín, Tomás Elejalde.

Con la operación de línea P, se evitarán 5.176 accidentes de tránsito al año, lo que equivale a un ahorro de $3.430 millones en el mismo periodo. Además, diariamente se movilizarán, en promedio, 36.800 pasajeros, gracias a la capacidad de 12 personas por cabina (superior a la del resto de los cables en la ciudad).

La Línea P es el sexto cable aéreo en Medellín, parte de su financiación contó con la participación de la Gobernación de Antioquia a través de $25.000 millones y una vez entre en operación dispondrá de cuatro estaciones (Acevedo, SENA, Doce de Octubre y El Progreso) y la siembra de unos 1.400 árboles en la zona de influencia del proyecto, lo que demuestra la apuesta de la Administración Municipal por continuar fortaleciendo la Ecociudad en todo el territorio.

“Cuando el Metro llega a un barrio en la ciudad se transforma la cultura, la gente aprende a amar la ciudad y es como si metiéramos el territorio. Por eso también la apuesta que hicimos, para que en medio de las dificultades presupuestales del país sacáramos adelante la financiación del Metro de la 80 y no paramos en todos los proyectos que signifiquen conectar, concentrar, crear espacios y parques para que nos encontremos”, dijo el alcalde Daniel Quintero Calle.

Deja un Comentario